IMPUESTO DE SUCESIONES Y DONACIONES, ¿UNA NECESIDAD O UNA OBLIGACIÓN?

money

A finales de este verano del 2015 salto la noticia de que el Tribunal de Justicia Europeo declaró como ilegal el Impuesto de Sucesiones y Donaciones al incumplir una serie de normativas comunitarias como el articulo 69 del Tratado del Funcionamiento de la Unión Europea o el artículo 40 referente al Acuerdo sobre el Espacio Económico Europeo al encontrarse diferencias en el trato fiscal de las donaciones y las sucesiones entre los causahabientes y los donatarios residentes y no residentes en España, entre los causantes residentes y no residentes en España y entre las donaciones y las disposiciones similares sobre bienes inmuebles situados en territorio español o fuera de éste. Ahora nuevamente con las elecciones autonómicas de por medio se vuelve hablar de este tema. Algunas voces, como la propia Esperanza Aguirre, proponen eliminarlo casi en su totalidad como ya hizo en la Comunidad de Madrid cuando presidia dicha Comunidad Autónoma. La opinión mayoria, especialmente sostenida por parte del PP y la gran mayoria del PSOE es reducir ciertos tramos de dicho impuesto con el objetivo de que los pequeños y medianos patrimonios apenas paguen por dicho impuesto. Sin embargo otras voces, como Podemos, proponen la reintroducción de dicho impuesto e incluso incrementarlo, especialmente en las clases más altas.

A pesar de este debate, la crítica a este impuesto cada vez esta siendo mayor. Hace unas semanas salió una noticia en los medios de comunicación el alto número de renuncias de herencias desde el inicio de la crisis. Una de las causas que se menciona es principalmente al excesivo pago de impuestos al ser beneficiario de una herencia. En Andalucía, por ejemplo, el número de herencias rechazadas fueran de cerca de 6000 en el año 2014, tres veces más que las 1417 rechazadas en 2007 antes del inicio de la crisis.

¿Porque se critica tanto a este impuesto? Un estudio bastante interesante realizado por D.Jesús Felix García de Pablos explica cuales son las principales críticas que se esgrimen al Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Nosotros podemos sacar nuestras conclusiones, La primera de ellas es que la recaudación del Impuesto de Sucesiones apenas supera el 1% de los ingresos fiscales totales en nuestro país en el año 2007. El segundo problema es la elevada normativa en torno a este impuesto, ya que al estar cedido a las Comunidades Autónomas cada una aplica su propia normativa lo cual puede generar cierta confusión. El tercer problema es acerca a la residencia de la persona que paga el impuesto. Una persona que vive en Andalucía no pagará lo mismo que uno que vive en Madrid ya que esto depende de cada Comunidad Autónoma. La problematica se acentua si la persona tiene como residencia fiscal un país extranjero. En este caso debe pagar una cantidad sensiblemente mayor que un residente fiscal español.

Como ya sabemos, en menos de un mes tenemos elecciones en la mayoria de las Comunidades Autónomas y este tema seguro se hablará entre los distintos partidos. Veremos finalmente que ocurre.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s